Venezuela, un año de tempestades

IncisoUno

, Mundial

El paisaje de Venezuela en 2017 mostró un aumento de la represión política —con un saldo de más de 130 muertos, miles de heridos y cientos de detenidos— y un agravamiento de la escasez de alimentos, medicinas y artículos de consumo básico, con una incontenible inflación, una insostenible devaluación, una pérdida acelerada del poder adquisitivo de los salarios y una constante migración al exterior.

También exhibió una mayor división de las fuerzas opositoras, que se disputan si aceptan o rechazan el juego electoral gubernamental, y una consolidación del régimen izquierdista que Hugo Chávez (fallecido en 2013) inauguró hace casi 19 años y que Nicolás Maduro, su heredero, logró sostener pese a la turbulencia.

Aunque el país registró un deterioro en sus finanzas, avanzó a su consolidación atado a una cuestionada pero poderosa Asamblea Nacional Constituyente (ANC) frente a la debilidad de sus rivales antichavistas y arrinconó al poder Legislativo, de mayoría opositora.

Deja un comentario