Placas UCD y ONAPPAFA

El gobierno encareció en solo 5 años el 300% la importación legal de autos por las aduanas y provoco que importar un vehículo derecho y pagando los impuestos se haga inalcanzable para una familia fronteriza promedio, es más sale más caro importarlo que comprarlo.

En la frontera un vehículo americano que puede ser conseguido entre mil y cinco mil dólares pagara impuestos entre 40 y 60 mil pesos para hacerlo legal , por eso la gente recurre a estas organizaciones que ofrecen placas de protección pero ojo no es una legalización.

Existe una creencia por parte de quienes compran estas placas en precios desde 2500 hasta 5 mil pesos diciendo que al ponerlas en su vehículo estará legal pero esto no es del todo cierto la verdad es que solo está empadronado a organizaciones nacionales privadas que no dependen del gobierno y de paso ganan muy buen dinero

¿Estas placas son realmente efectivas? ¿Es verdad que con ellas puedes circular tranquilo? En realidad estas placas te protegen si una autoridad te quiere quitar tu vehículo porque es americano.

Porque mejor el gobierno federal no baja más los impuestos para que el dinero que se llevan los particulares vendiendo estas placas pueda ser utilizado en el pago de impuestos y que los habitantes fronterizos puedan tener un vehículo legal.

Es el mismo gobierno quien orilla a las personas a recurrir a estos vendedores de
Placas y hay que tener cuidado porque se puede llegar a caer en un fraude.

Deja un comentario