ONU denuncia el asesinato de más de 120 defensores de derechos humanos

IncisoUno

, Mundial

Colombia firmó hace un año la paz con las FARC. La guerrilla más antigua de América se desmovilizó, entregó las armas con excepción de grupos minoritarios de disidentes, formó un partido político y concurrirá a las elecciones.

Pero el país todavía no ha eliminado la violencia de sus zonas rurales. La mayor señal de la enorme brecha entre el campo y las ciudades es la inseguridad. Y los líderes sociales, el eslabón más débil de un ecosistema donde siguen operando mafias y organizaciones criminales, son las principales víctimas.

La ONU denuncia, en un balance difundido este miércoles, que en 2017 fueron asesinados al menos 105 defensores de los derechos humanos.

Deja un comentario