Nueva York declara estado de emergencia ante ”Bomba ciclónica”

Nieve, frío, hielo y rachas de viento huracanado envuelven la costa Este de Estados Unidos. Calificada por los meteorólogos como una “bomba ciclónica” invernal por la prevista bajada abrupta de la presión atmosférica, la tormenta Grayson dejó el miércoles escenas poco acostumbradas de nevadas en el casi siempre cálido sur del país –hasta en la zona norte de Florida– y este jueves sigue subiendo azotando las principales regiones del noreste.

Las proyecciones apuntan a que lo más duro del fenómeno llegará entre el viernes y el sábado. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha declarado este jueves el estado de emergencia en varias zonas del estado, incluida la megalópolis.

“No es una tormenta de nieve normal”, ha avisado Cuomo. “Es una tormenta de nieve con vientos de gran velocidad que crean una situación grave”.

La situación se ha ido deteriorando con rapidez a lo largo de la mañana del jueves. La tormenta, con una potencia de viento comparable a la de un ciclón, amenaza con dejar hasta 30 centímetros de nieve en algunas partes de Nueva York, Nueva Jersey y la región de Nueva Inglaterra, zona en la que se espera que se den las condiciones más extremas en las próximas 48 horas, cuando se producirá un descenso aún mayor de las temperaturas por la bajada desde el norte de una corriente polar ártica, que unida a la ventisca hará que la sensación térmica pueda marcar mínimos históricos.

Deja un comentario