Niño mexicano fallece en tiroteo en San Bernardino

Jonathan Martínez, un menor mexicano de apenas 8 años de edad fue asesinado a tiros con su maestra en un aula de educación especial en San Bernardino, California había nacido con un trastorno genético y había sobrevivido a una cirugía del corazón.

El pequeño tenía el síndrome de Williams, un mal poco frecuente que tiene como característica por retraso de aprendizaje, discapacidad intelectual de leve moderada y problemas del corazón, según Dale Marsden, supervisor del Distrito Escolar Unificado de la Ciudad de San Bernardino.

Un experto agregó que los niños con este síndrome poseen talentos extraordinarios, como son la pasión por la música y una personalidad extremadamente amistosa.
Mardsen en una conferencia de prensa, dijo ”A decir de todos, Jonathan Martínez era un chico muy feliz”.

Por su parte el Gobierno Mexicano, lamentó el fallecimiento del menor y su maestra.
Indicó que está en contacto directo con los familiares del niño y que por supuesto les brindarán tanto la asistencia como la protección necesarias.
La Secretaría de Relaciones Exteriores, afirmó en un comunicado que ”reitera su más enérgica condena a todo hecho de violencia que afecte a nuestros nacionales”.

Jeffrey Imbirani de 7 años, amigo de Martínez y alumno de la Profesora Karen Smith dijo que los alumnos se levantaron de las sillas y corrieron afuera con su maestra cuando escucharon los disparos. ”Creí que eran petardos, pero después que llego la policía me di cuenta que en realidad eran disparos”.

Jonathan falleció en el hospital, después de que el esposo de la Maestra Karen Smith, lo baleara en el aula.
El asesino, de nombre Cedric Anderson, había matado a tiros a Smith, de la que estaba separado y después se suicidó.

Este mal, afecta a unas 25,000 personas en Estados Unidos, según Terry Monkaba, Director Ejecutivo de la Asociación del Síndrome de Williams.

Deja un comentario