Expectativa/realidad de las compras en Internet

A muchas les ha pasado que navegan por Internet en páginas de ropa y de repente ven algo sublime precioso lo mejor que han visto sus ojos ya sea un vestido una falda una blusa etc. Deciden cargarlo a su tarjeta para que les llegue directo a su casa y esperan ese día con ilusión hasta que al fin llega el paquete esperado y cuando por fin te lo pruebas no es ni un poquito parecido como se miraba en la página donde lo compraste. Tristemente Ocho de cada diez personas han sufrido algo así.
Es horrible pasar por esta situación porque siempre existe la posibilidad de que te arrepientas debido a las fallas en producción, mal diseño o error en las tallas. Sobre todo esta última, porque nunca sabes si la grande es en realidad mediana y si la mediada es en realidad chica.

Deja un comentario