Desastre en Texas por Harvey

Al menos un muerto, ciudades devastadas, cientos de miles de personas sin electricidad y la amenaza de nuevas inundaciones ha dejado Harvey, degradado ayer a tormenta tropical, en la costa este del estado de Texas.

El presidente Donald Trump declaró que la prioridad es “salvar vidas”, tras una reunión de gabinete para analizar la situación.

El deceso se registró en la ciudad de Rockport, en el Golfo de México, confirmó el alcalde Charles Wax, en conferencia de prensa. De acuerdo con CNN, la muerte se produjo en el marco de un incendio. Otras 10 personas resultaron heridas por el derrumbe del techo de un complejo de viviendas, indicó Weather Channel.

Wax explicó que cerca de 40% de los residentes de Rockport no obedeció la evacuación obligatoria declarada por las autoridades ante la llegada de Harvey, que dejó sin suministro eléctrico a unas 300 mil personas.

Un 25% de la producción petrolera estadounidense en el Golfo de México se vio afectada debido a la tormenta, que afectó alrededor de 26% de la producción de gas natural en la zona. Unas 112 plataformas han sido evacuadas en la zona hasta el momento casi 15% de las que operan.

Cerca de mil 300 efectivos militares fueron asignados a las tareas de rescate y asistencia, informó el gobernador de Texas, Greg Abbott en conferencia de prensa en Austin.

Entre las ciudades con mayor riesgo de inundaciones está justo Houston, la cuarta más grande de Estados Unidos, con una población de 2 millones de personas y donde las autoridades activaron la alerta por tornados e inundaciones ante la posibilidad de que las lluvias desborden los ríos que atraviesan la urbe.

Harvey es el primer desastre natural de grandes proporciones que enfrenta la administración Trump, quien declaró a la región oficialmente como zona de catástrofe para poder liberar fondos de asistencia.

Deja un comentario