¿CÓMO SABER QUE EL JAMÓN YA ESTÁ PASADO?

Aquí te vamos a dar algunas recomendaciones para que no te toque comer un jamón “pasado”:

1.- OLOR:
Por lo general, el olor de los alimentos puede decirte si la comida esta echada a perder o no. Si el jamón despide cierto aroma a #amoniaco, #azufre o el olor es #fétido, ya no se puede comer.

2.- COLOR:
Cuando el jamón cambia de olor, esto nos indica que se están generando #bacterias, #hongos y #moho en él, por lo que es necesario tirarlo de inmediato.

3.- LIMO:
El #limo es una sustancia pegajosa que parece una #película súper delgada, la cual puede aparecer por encima de las láminas de jamón. Entonces, si el “limo” aparece, lo más seguro es que el jamón esté desarrollando #levaduras, moho o bacterias, las cuales al tacto se sienten pegajosas o viscosas.

En conclusión, cuando el jamón está pasado o echado a perder es muy evidente, ya que sus características son muy notorias y podrás percibirlo al instante.

La última recomendación es que, antes de comer el jamón, se verifique que no haya pasado la fecha de #caducidad, que su aroma no sea fétido y que su consistencia no se sienta pegajosa.

¡Comparte!

#IncisoUno #Jamón #Salud #Recomendaciones #Familia #Hogar

Deja un comentario