ALIMENTOS QUE NO DEBERÍAS COMER DE LOS 30

Sabemos que uno siempre quiere estar y sentirse joven, pero llegamos a cierta edad a la que nos deberíamos cuidar más, sobre todo hablando de alimentación.

1.- Yogur de sabor:
La línea de yogur con sabor a fruta al fondo, por ejemplo, tiene aproximadamente 24 gramos de azúcar o, lo que es lo mismo, el valor de un día completo de azúcar en cada contenedor de 6 onzas (170 g). ¡Eso es más azúcar que la que encontrarías en una bolsa entera de M&Ms de chocolate negro y cacahuetes!

2.- Barritas de proteína Special K:
Aparte de sus ingredientes de Frankenfood y su gran cantidad de azúcar, la barrita “no tan especial” de Special K contiene solo 10 gramos (0.35 onzas) de proteína, lo que no hará mucho para mantenerte satisfecho y saciado hasta el almuerzo. Si normalmente buscas una barrita como esta, cámbiala por un batido casero de proteínas.

3.- Refresco de Cola:
Si tú y tu pareja están pensando en formar una familia, considera a los refrescos como Coca Cola y Pepsi sus archienemigos. ¿La razón? Se combinan con tintes potencialmente cancerígenos y son la principal fuente de azúcar agregada en la dieta estadounidense.

4.- Galletas OREO:
Todas las galletas de Nabisco tienen algo en común: están llenas de calorías vacías y grasa que hace que se expanda la cintura. “Cuando somos más jóvenes, comer de manera más saludable no tenía sentido cuando uno podía ir al gimnasio las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para perder peso”, dice la dietista registrada y fundadora del Grupo de Nutrición de NY, Lisa Moskovitz.

5.- Cocteles y cerveza:
A medida que envejecemos, el cuerpo deja de metabolizar el alcohol de manera eficiente, y los antojos de comida basura se vuelven más difíciles de ignorar. Además, el alcohol extrae la humedad de la piel, lo que hace que las líneas de expresión se hagan más notorias temporalmente y, con el tiempo, si continúas bebiendo alcohol, la piel pierde elasticidad y forma arrugas.

¡Comparte!

#IncisoUno #Alimentos #30años #Salud #Bienestar

Deja una respuesta