ABOGADOS DEL CHAPO PIDEN EXAMEN PSICOLÓGICO ASEGURAN SUFREN ALUCINACIONES

Abogado del líder del cártel de Sinaloa pide a juez examinar a Joaquin el “Chapo Guzman”, mediante un examen psicológico, ante el “deterioro mental” que aparentemente sufre el narcotraficante como consecuencia de sus condiciones de encarcelamiento ya que según aseguran tiene alucinaciones y depresión por las condiciones de aislamiento en las que está preso.

Eduardo Balarezo abogado del narcotraficante mexicano, hizo la petición al juez Brian Cogan, en un escrito remitido a última hora del jueves a la corte federal de Nueva York, según argumenta Balarezo “ha sufrido un marcado deterioro en su estado mental”, lo que se ha manifestado en problemas para recordar personas, lugares y hechos.

El abogado también asegura que el narcotraficante se ha quejado de sufrir alucinaciones auditivas, de sentirse perseguido y de depresión, así como de padecer numerosos problemas físicos, entre ellos continuos dolores de cabeza. “Está claro para el equipo de la defensa que algo no está bien con el señor Guzmán”, asegura Balarez o en su carta. Por ello, el abogado solicitó que una experta de la escuela de medicina Johns Hopkins pueda visitar al narcotraficante y mantener contacto con él para evaluar su estado.

Cynthia A. Munro, experta en este caso, explicó en una carta anexa que “idealmente” necesitaría tener acceso directo a Guzmán, pero que también podría llevar a cabo una entrevista bajo las condiciones que se le permitan y determinar luego si éstas eran suficientes para un diagnóstico.
Joaquín El Chapo quien está acusado de 17 delitos, entre ellos tráfico de drogas, uso ilegal de armas y lavado de dinero permanece detenido en una cárcel de Nueva York a la espera de juicio, en medio de enormes medidas de seguridad desde que fue extraditado a Estados Unidos el pasado enero. Según su defensa, el narcotraficante mexicano está en total aislamiento de otros presos, sólo ha podido recibir dos visitas de familiares en todo este tiempo, sólo tiene una hora al día fuera de la celda para hacer ejercicio y la iluminación constante le hace difícil descansar. Además, asegura que sufre temperaturas muy bajas en la celda, que no tiene aire fresco y que ha recibido una atención médica mínima desde que ingresó en prisión.

Deja un comentario